Estudian ruta hacia la pesca sustentable de tiburones

Ensenada, Baja California. Cuando el Doctor José Leonardo Castillo Geniz me llamó para contarme que México está muy cerca de trazar una ruta hacia la pesca sustentable de tiburones, me apuré a entrevistarlo.

Este investigador titular “C” acumula 38 años de servicio estudiando las distintas especies de tiburón en el Instituto Nacional de Pesca y Acuacultura (INAPESCA). Desde 2002, labora en el Centro Regional de Investigación Acuícola y Pesquera de Ensenada, Baja California.

En el INAPESCA, considerado el corazón de la investigación científica de la pesca y la acuacultura en México, los tiburones se estudian desde los años 60´s.

A finales de los años 70´s se estudió la dinámica de esta pesquería para saber cómo y cuándo se pesca el tiburón.

Ya en los años 90´s la investigación se enfocó en la biología de la especie para responder preguntas acerca de ¿cómo se reproducen los tiburones?, ¿cuáles son los patrones de migración?

Pero ahora los investigadores están ocupados en una tarea: estudian la ruta hacia la pesca sustentable de tiburones.

“Yo estoy muy optimista de que vamos por buen camino y vamos a alcanzar la pesca sustentable de tiburones muy pronto, mucho antes que otros países, pero hay que seguir trabajando en colaboración con las autoridades y con la sociedad civil, tenemos que trabajar sumando esfuerzos todos”, dice el Doctor José Leonardo en entrevista exclusiva para Evlyn.Online

Foto: Programa de Tiburones y Rayas de Baja California
Foto: Programa de Tiburones y Rayas de Baja California

 

El investigador que ha asesorado más de una treintena de tesis sobre estudios de tiburones y otras especies marinas, considera que decir que hay una masacre de la especie en México es algo “más sentimental” frente a lo que arroja la ciencia.

La evidencia científica que resguarda el INAPESCA y que comprende más de una década de estudio permite exponer que el País está haciendo esfuerzos por conservar y manejar de manera sustentable las distintas poblaciones de tiburón, asegura.

Por ejemplo, en el Anuario Estadístico de Pesca 2018 que se publicó recientemente (por lo general hay un atraso de dos a tres años en los Anuarios Estadísticos de la SADER-CONAPESCA) se reporta que la pesca de tiburón y cazón va en aumento.

Mientras en 2009 se pescaron a nivel nacional 26 mil 807 toneladas de tiburón y cazón, en 2018 la producción alcanzó un máximo histórico de 47 mil 873 toneladas.

“Si en verdad, los tiburones, las rayas, estuvieran en riesgo por una pesca excesiva, descontrolada, lo lógico es que se presentarán disminuciones en las capturas, pero parece que está sucediendo todo lo contrario. Por eso le comenté que yo estoy optimista en que vamos por un buen camino para alcanzar la sustentabilidad en la pesca de tiburón en México”, explica.

El INAPESCA tiene 13 centros de investigación acuícola y pesquera en todo el País y la información científica que han recabado para el manejo sustentable de tiburón arroja datos prometedores.

“Estamos viendo que especies que ya no eran tan comunes están volviendo a aparecer en la pesca como el tiburón sedoso. Sus capturas se están recuperando en el Golfo de Tehuantepec. Allí tenemos un grupo que está monitoreando capturas de un número importante de sedosos.

También el tiburón azul y el mako están en perfectas condiciones porque se han hecho estudios de estas poblaciones por parte del Comité Científico que tiene 10 años monitoreando las poblaciones de tiburón mako y azul en el Pacífico Norte, incluyendo las islas de México, y las evaluaciones realizadas por los principales especialistas han documentado que estas poblaciones se encuentran saludables”, comparte.

Foto: Programa de Tiburones y Rayas de Baja California
Foto: Programa de Tiburones y Rayas de Baja California

 

Para la conservación de las  poblaciones de tiburón que nadan en mares mexicanos, explica que fue fundamental la aplicación de instrumentos regulatorios como los periodos de veda, la Norma Oficial Mexicana 029 para pesca responsable de tiburones y rayas (NOM-029-PESC-2006), así como el Plan Nacional para el Manejo Pesquero y Conservación de los Tiburones que se publicó en 2004 y el cual actualmente se encuentra en proceso de actualización mediante una colaboración entre el INAPESCA y WWF México.

“México es un país responsable, está haciendo su parte en el manejo y conservación de los tiburones, hemos avanzando bien, falta mucho pero no estamos en cero. Tenemos que reconocer el esfuerzo que se ha realizado, el esfuerzo del sector pesquero que ha aceptado todo este portafolio de regulaciones a pesar de que le ha golpeado en su economía, pero ellos están conscientes de que la única forma de pescar tiburones en México es de forma sustentable”, enfatiza Castillo Geniz.

La pesca de tiburón se ampara en 625 permisos

La pesca de tiburón en los litorales de México se ampara en unos 625 permisos, 186 para embarcaciones mayores y 439 para permisionarios menores.

Es importante aclarar que un permiso de pesca ribereña puede ser aprovechado por una o varias lanchas, apunta el Doctor José Leonardo Castillo Geniz.

“Acá en el Pacífico, yo diría que son entre 150 y 200 barcos los que están pescando tiburón y en el Golfo de México es mucho menos, es una cantidad que no creo que logre pasar los 50”, afirma.

El máximo número de anzuelos que se permite a las embarcaciones que capturan tiburón es de mil 200 en la costa occidental de Baja California mientras que en el resto del Pacífico, es de 800 anzuelos.

“Si en los años 40 o 50 las grandes flotas que pescaban tiburones con miles de anzuelos no acabaron con nuestra diversidad de nuestras especies, el sentido común me indica que nuestra flota que es muy limitada. Además, todos los barcos que están pescando tiburón llevan un registro satelital.

Los barcos no pueden pescar dentro de las 30 millas de la costa, no puede haber pesca de tiburón frente a una zona de anidación de tortugas ni en la zona de migración de la ballena gris o alrededor de las poblaciones de lobos marinos. Tenemos un programa de observadores marinos que comenzó en 2006”, detalla.

Foto: Programa de Tiburones y Rayas de Baja California
Foto: Programa de Tiburones y Rayas de Baja California

Retos para la pesca sustentable de tiburón

En la ruta para que México consolide una pesca sustentable de tiburón es necesario enfrentar algunos retos, reconoce el Doctor José Leonardo Castillo Geniz.

Desde su experiencia, considera que uno de los retos será incrementar la capacidad de monitoreo biológico de las capturas de tiburones y estudiar los movimientos migratorios de la especie a través de un marcaje convencional que permita marcar a miles de tiburones para conocer a detalle la dinámica de sus desplazamientos.

“Una marca convencional no cuesta más de 10 dólares, son las marcas que hemos empleado en el INAPESCA”, apunta.

“Necesitamos tener un programa de marcaje convencional a nivel poblacional, mejorar el cuerpo de oficiales pesqueros, mayor vigilancia, necesitamos reforzar el programa de observadores pesqueros porque tenemos una cobertura de entre el 3 y el 5 por ciento de los viajes de pesca, necesitamos profesionalizar al grupo de observadores porque tienen un salario muy modesto y condiciones laborales muy precarias”, reflexiona.

Adicionalmente, el investigador subraya que es vital impulsar la educación ambiental en las comunidades pesqueras para continuar sensibilizando a los pescadores sobre la importancia de respetar las vedas.

Foto: Programa de Tiburones y Rayas de Baja California
Foto: Programa de Tiburones y Rayas de Baja California

 

*TOMA NOTA: Así creció la pesca de tiburón y cazón en México en la última década

Fuente: Anuario Estadístico de Pesca 2018 (SADER-CONAPESCA)

 

2009: 26 mil 087 toneladas

2010: 29 mil 775 toneladas

2011: 23 mil 866 toneladas

2012: 23 mil 671 toneladas

2013: 27 mil 430 toneladas

2014: 29 mil 435 toneladas

2015: 33 mil 491 toneladas

2016: 37 mil 662 toneladas

2017: 42 mil 704 toneladas

2018: 47 mil 873 toneladas

Te puede interesar: https://evlyn.online/amenaza-mercado-internacional-al-tiburon-en-mexico/

Comentarios