Contar tortugas golfinas para garantizar su adaptación al cambio climático

Puerto Escondido, Oaxaca. Entre el 13 y 19 de octubre arribaron miles de tortugas golfinas al Santuario Playa de Escobilla protagonizando la cuarta arribada de 2022 e inmediatamente un grupo de 20 personas se dedicó a contar el número de ejemplares que estaban desovando. En total, se estimó que durante ese periodo llegaron 343 mil 500 tortugas golfinas.

Érika Peralta Buendía, técnico operativo del Área Natural Protegida que comprende el Santuario, explicó en entrevista con Evlyn.Online que estas 20 personas trabajan con el método de transectos a lo largo de la playa para estimar el número de nidadas en cada arribada.

Se trata de un grupo de personas que viven en comunidades aledañas al Santuario y que, a través del Programa para la Protección y Restauración de Ecosistemas y Especies Prioritarias (Prorest), reciben un estímulo económico para que colaboren en cuantificar el número de nidos que las tortugas golfinas depositan en la playa.

“Es gente que es capacitada y coordinada por el personal del Santuario para que puedan monitorear la extensión de la arribada. Para que se comience a hacer (el muestreo) requerimos de mil tortugas en playa al mismo tiempo. Se hace recorrido en cuatrimoto. Si a las 8 de la noche se contaron mil 500 tortugas en un kilómetro de playa, a las 9 ya se tiene que comenzar a hacer este método de transectos en el cual, ya tenemos balizada la playa cada 50 metros entonces, a lo largo de este kilómetro y medio se reparte la gente, se les asignan postes para que cada 50 metros estén contabilizando las tortugas que están desovando en la franja que va del poste al mar, con este número de tortugas desovando, cada 2 horas se hace este muestreo hasta que deje de haber mil tortugas en playa”, abundó.

Pie de foto: Brigadas de monitoreo de la tortuga golfina. Crédito: Conanp
Pie de foto: Brigadas de monitoreo de la tortuga golfina. Crédito: Conanp

 

El conteo de las tortugas golfinas ha sido consecutivo durante los últimos 49 años en el Centro Mexicano de la Tortuga y, contar con este monitoreo, es esencial para garantizar su adaptación a fenómenos como el cambio climático porque los datos permiten evaluar el estatus de la especie y sus distintas adaptaciones a lo largo del tiempo.

“Se tienen datos desde 1973, el próximo año se cumplen 50 años de tener datos ininterrumpidos y se ve claramente que, a partir de 1990 que se da la veda, cómo la tortuga golfina comienza a incrementar sus números en playa gradualmente. De alguna manera, hacia el año 2005, se alcanza el millón de anidaciones en playa y hasta la fecha, es el promedio que se tiene, aunque con algunos picos característicos de una población que está en recuperación”, agregó Érika.

En total, en lo que va de la temporada 2022-2023, en el Santuario Playa de Escobilla han ocurrido cuatro arribadas de tortuga golfina que sumaron más de 911 mil 463 ejemplares, pero particularmente, la cuarta arribada, ocurrió después del impacto de eventos meteorológicos como el huracán Agata y la tormenta tropical Lexter.

Ernesto Albavera Padilla, hidrobiólogo del Centro Mexicano de la Tortuga de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), detalló que, tras el impacto de los eventos meteorológicos, se realizó una limpieza de la playa para garantizar que las tortugas pudieran arribar y emprender su anidada sin mayor riesgo.

“Esta arribada estuvo determinada por las consecuencias de los eventos meteorológicos y el fenómeno deja demasiadas ramas y palizada en la playa, pero para cuando llegan las tortugas, la playa ya se encuentra limpia. Comentábamos que la cantidad de palos, troncos, y ramas que salen no solo afecta a las tortugas adultas, sino que también son un obstáculo para las crías de manera que, si no se atiende, puede ser que registremos una alta mortandad debido a que no alcanzan a llegar al mar”, indicó.

 

Pie de foto: Muestreo de anidación de tortugas golfinas. Crédito: Conanp
Pie de foto: Muestreo de anidación de tortugas golfinas. Crédito: Conanp

 

La anidación masiva de la tortuga golfina en el Santuario Playa de Escobilla es un fenómeno natural que también plantea un reto en la conservación de la especie sobre todo porque, de acuerdo con Ernesto, se debe garantizar que los ejemplares tengan un proceso natural de adaptación a los efectos del cambio climático.

“En lo que creo que se debe de basar la estrategia de conservación es en permitir y sobretodo garantizar la adaptación. El planeta está cambiando y nos consta, y lo que requieren todas las especies es que, por sí mismas, se adapten a estos cambios. Si hacemos trabajo permanente e incluso absoluto de recolección de huevos, estamos sesgando esa adaptación. Estamos impidiendo que esa adaptación se dé en condiciones naturales, esa sería una de las principales metas, que la tortuga desarrolle sus funciones sola y sin intervención humana ni para perjudicarla ni para ayudarla porque al tratar de ayudarla le estamos obstaculizando un proceso de adaptación en términos de desarrollo de mediano y largo plazo”, enfatizó.

Otras amenazas para la tortuga golfina, consideró Érika, son la expansión de los desarrollos inmobiliarios que se construyen en zonas aledañas al santuario, así como la construcción de la carretera Oaxaca-Puerto Escondido y el turismo descontrolado por ello, dijo, se requiere ordenarlo para evitar que los visitantes sobrepasen la capacidad de carga que tiene este ecosistema.

Pie de foto: Vista panorámica de la arribación de tortuga golfina. Crédito: Conanp
Pie de foto: Vista panorámica de la arribación de tortuga golfina. Crédito: Conanp
5 DATOS QUE DEBES SABER DE LA TORTUGA GOLFINA

Fuente: Conanp

1.- Es considerada la especie de tortuga marina más abundante en el mundo.

2.-Se caracteriza por tener un caparazón casi circular, con una longitud que va de los 67.6  hasta los 78 cm

3.-Esta especie es de hábitos de anidación nocturnos, aunque ocasionalmente lo hace de día.

4.- Las tortugas golfinas pueden presentar anidación masiva o solitaria.

5.- En el caso de la anidación masiva, conocida también como “arribada”, cientos de individuos se congregan frente a la playa y en un momento determinado responden en conjunto ante indicadores aún desconocidos, para emerger masivamente haciendo uso de todo el espacio físico que esa playa ofrezca durante 3 a 5 noches, dejando un gran número de nidos.

Comentarios