El desafío de conservar una playa limpia en una isla

Holbox, Quintana Roo. Esta es una isla que forma parte del Área Natural Protegida (ANP) Reserva de la Biósfera Yum Balam y se encuentra unida a la Península de Yucatán por una barrera de arena con varios canales que la conectan al mar y a la Laguna Yalahau, en consecuencia, cualquier residuo que se tire en sus playas…contaminará algún cuerpo de agua.

Ante la creciente problemática de la gestión de los residuos en esta isla de arena blanca, la población de Holbox enfrenta un desafío: concientizar al visitante sobre la relevancia que tiene el evitar tirar desechos en la playa.

La Dirección de Residuos Sólidos de la Secretaría de Ecología y Medio Ambiente estima que todos los días se generan entre 7 y 10 toneladas de residuos en Holbox, una generación que plantea un reto debido a los altos costos que implica la gestión de esa cantidad de desechos.

En el Día Mundial de las Playas, que se conmemora este 18 de septiembre, el hotel Las Nubes de Holbox que se localiza dentro del ANP Yum Balam lanzó un llamado a todos los visitantes de la isla para que sean responsables con el medio ambiente y contribuyan a reducir su huella de carbono aplicando un plan de 10 medidas medioambientales.

Pie de foto: Vista panorámica de Holbox
                                                                                                   Pie de foto: Vista panorámica de Holbox

 

La huella de carbono es un indicador ambiental que calcula la totalidad de las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) emitidas por efecto directo o indirecto del ser humano.

“Somos una isla y la dinámica que genera una isla dificulta en muchas situaciones tanto el poder gestionar los desechos como el tener un consumo responsable en la zona en cuanto a agua, en cuanto a espacios, a manejo de desechos. Es muy importante que en zonas tan privilegiadas como Holbox sigamos las reglas del Área Natural Protegida, esto ayudará a que la belleza de la isla perdure y todos podamos disfrutar de este paraíso”, explicó José Luis Richaud, encargado de relaciones públicas del hotel Las Nubes de Holbox en entrevista con Evlyn.Online

Una de las principales decisiones que enfrentan los visitantes es elegir el lugar de su estancia en la isla por ello, destacó la importancia de inclinarse por espacios como Las Nubes de Holbox que impulsa diversos esfuerzos para reducir su impacto en el medio ambiente. Entre ellos cuenta con su propia planta de tratamiento de agua, techos recolectores de agua de lluvia, uso de envases y popotes 100 por ciento reciclables, no utiliza unicel y plásticos no biodegradables o de un solo uso.

“Mucha gente llega a un hotel, consume y deja atrás de ello muchos desechos que el lugar no sabe cómo desechar de manera adecuada pero cuando tú planeas tu visita y llegas a un lugar con una certificación en cuidado al medio ambiente, entonces tienes la certeza de que los consumos que tú estás teniendo tienen un impacto reducido porque son lugares que reciclan su basura”, enfatizó.

La isla de Holbox es uno de los destinos ecoturísticos más demandados del Caribe mexicano lo que ha derivado en una dinámica de producción de Residuos Sólidos Urbanos (RSU) que ha sido señalada por distintos sectores de la zona como preocupante y que se agudiza ante la creciente afluencia de turistas.

“Por ello les pedimos que planeen su visita, que se den cuenta en qué lugar se van a alojar, en dónde van a consumir y que sean establecimientos que realmente estén cuidando el medio ambiente para que su huella de carbono sea menor. Hay que recordar que cuando nosotros visitamos un Área Natural Protegida, la idea es que con todo lo que lleguemos, haya una posibilidad de sacarlo cuando nos vamos”, agregó José Luis.

Pie de foto: Vista panorámica de la playa y el manglar en Holbox.
                                                                        Pie de foto: Vista panorámica de la playa y el manglar en Holbox.

 

La Reserva de la Biósfera de Yum Balam fue establecida en 1994 y cuenta con una superficie de más de 154 mil hectáreas que albergan selvas tropicales medianas, bosques de manglar chaparro o mangle rojo; esteros y grandes zonas inundables como la laguna Conil.

Además, está conformada por mares someros que la limitan al norte y al este, así como zonas de selva que tienen una influencia importante en los ecosistemas estuarinos del Área Natural Protegida “Ría Lagartos”, y que representa el hábitat de especies de flora y fauna de interés económico y ecológico, algunas de ellas con categoría de riesgo de conformidad con la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010.

Entre las especies que alberga Yum Balam están las tortugas marinas blanca, caguama y lora, cocodrilos; aves como el flamenco americano, el jabirú, la espátula rosada, el zopilote rey, el halcón peregrino, el pavo ocelado, el hocofaisán, el charrán mínimo, tucán pico de canoa, colibrí tijereta mexicano; así como mamíferos como el tlacuachillo dorado, el mono araña y el aullador, el oso hormiguero, el cacomixtle tropical, el jaguar, el puma, el ocelote, el tigrillo, el jabalí de labios blancos, el venado temazate, y el manatí.

Pie de foto: el hotel Las Nubes de Holbox busca incidir en el visitante con un plan de 10 medidas medioambientales.
                                Pie de foto: el hotel Las Nubes de Holbox busca incidir en el visitante con un plan de 10 medidas medioambientales.

 

PLAN DEL VISITANTE RESPONSABLE

Estas 10 medidas forman parte del plan medioambiental que propone el hotel Las Nubes de Holbox para la conservación ambiental de estos espacios naturales:

  • Evitar el uso de protectores solares que contengan altos niveles de dióxido de titanio.
  • No tires colillas de cigarrillos en la arena.
  • Utilizar los contenedores ubicados en las playas, para los distintos tipos de residuos.
  • Llevar contigo bolsas de plástico para almacenar los desperdicios, en caso de no ubicar contenedores de basura en el área.
  • Evitar el uso de objetos de cristal, como vasos, recipientes y botellas.
  • Denunciar cualquier actuación negligente con las autoridades.
  • Consume en locales que utilicen empaques biodegradables o de varios usos.
  • Evitar el contacto físico con plantas, peces, estrellas de mar y corales.
  • Lleva un termo contigo y evita llevar envases desechables a la playa.
  • Obedece los señalamientos y respeta las áreas restringidas al público en general.
Comentarios