Excluyen a León de El Zapotillo

El Zapotillo, Jalisco. La ilusión de trasladar agua de la presa El Zapotillo para resolver los problemas hídricos que tiene León y garantizar el abasto durante los próximos 25 años, se desdibujó con el nuevo plan del Presidente Andrés Manuel López Obrador que propone operar el embalse con la altura de la cortina a 80 metros para proveer agua únicamente a la Zona Metropolitana de Guadalajara, con un caudal de 3.5 metros cúbicos por segundo.

En caso de que los habitantes de las comunidades de Temacapulín, Palmarejo y Acasico en Jalisco acepten la propuesta que les planteó este sábado el Presidente, León no obtendrá agua de El Zapotillo como originalmente estaba previsto.

Durante su gira de trabajo en esta región, López Obrador pidió a Germán Martínez Santoyo, Director General de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), presentar el próximo fin de semana a los habitantes de las comunidades jaliscienses una propuesta para aprovechar la presa con la altura de la cortina a 80 metros para abastecer de agua a Guadalajara y excluir a León.

Con esta nueva propuesta, el Gobierno Federal busca aprovechar las instalaciones que durante 10 años han permanecido sin operación y crear las condiciones necesarias para que no sean inundadas las poblaciones de Acasico, Palmarejo y Temacapulín.

El Presidente se comprometió ante las comunidades de Jalisco a que, en caso de que acepten la propuesta, firmará un decreto en el que quede establecido que el Gobierno Federal se compromete a hacerse cargo de futuros daños.

“La buena nueva es decirles: no se van a inundar, y darles la garantía de que eso no va a suceder; explicar técnicamente por qué y asumir nosotros la responsabilidad de cualquier siniestro, como una especie de seguro.

“Yo firmaría ese compromiso y lo elevaríamos a rango de ley mediante un decreto para que estén completamente seguros de que no va a suceder nada que afecte a los pueblos. De esta manera se lograría resolver el problema de abasto de agua en Los Altos y en Guadalajara”, afirmó el Mandatario.

En los últimos 10 años, la construcción de la presa El Zapotillo ha sido frenada en distintos momentos debido a litigios que promovieron activistas y pobladores de Jalisco que se resisten a que sus comunidades sean inundadas.

Pie de foto: Trabajos inconclusos de la Presa El Zapotillo.
Pie de foto: Trabajos inconclusos de la Presa El Zapotillo.

 

La presa El Zapotillo se proyectó para tener una altura de 105 metros en su cortina sobre el río Verde en Jalisco y esta obra permitiría asegurar el suministro de agua potable para la ciudad de León Guanajuato, la zona de los Altos de Jalisco y la Zona Metropolitana de Guadalajara, contribuyendo a la sustentabilidad del lago de Chapala y a la recuperación de los acuíferos que actualmente abastecen los núcleos poblacionales de la región.

Su diseño original consideraba una cortina de concreto con una altura de 105 metros, con la cual se hubiera podido almacenar un volumen de 866 millones de metros cúbicos para abastecer de agua potable a la Zona Metropolitana de Guadalajara, a los Altos de Jalisco y a la ciudad de León, Guanajuato.

La Conagua tenía previsto también la construcción de un vertedor de excedencias de 140 metros de ancho en el centro de la cortina, que fue pensado para transitar a un caudal máximo de 5 mil 700 metros cúbicos de agua por segundo.

Asimismo, en el diseño original también se consideraron dos obras de 7 metros de ancho por 7 metros de alto para desviar los escurrimientos del río Verde durante la construcción de la presa. Con esas obras, que sí se construyeron y están funcionando actualmente, se mantuvo seca la zona de construcción del embalse.

Sin embargo, la obra se suspendió a los 80 metros de altura quedando inconclusos la cortina, el vertedor de excedencias y el tanque amortiguador, entre otras obras.

Pie de foto: La infraestructura de El Zapotillo luce abandonada.
Pie de foto: La infraestructura de El Zapotillo luce abandonada.

 

Dentro de lo que sería el vaso de la presa, se encuentran asentadas las localidades de Acasico, perteneciente al municipio de Mexticacán, así como Palmarejo y Temacapulín, correspondientes al municipio de Cañadas de Obregón, en Jalisco.

Debido a que las comunidades serían anegadas con la construcción de la presa, el Gobierno Federal intentó consensar el reasentamiento poblacional, pero con Temacapulín no se llegó a un consenso que permitiera su reubicación y con ello, también se imposibilitó la altura de la presa a 105 metros.

Germán Martínez Santoyo, titular de Conagua, explicó que con el nuevo plan que propone el Presidente Andrés Manuel López Obrador se podría operar la presa El Zapotillo con dos compuertas en las obras de desvío, que servirían para controlar los niveles en el embalse y evitar que el agua llegue a los poblados.

“No se trata únicamente de definir acciones de ingeniería y de carácter técnico. Se requiere trazar una solución en acuerdo con quienes viven en los poblados que podrían ser afectados”, indicó Martínez Arroyo.

En tanto, el Gobierno de Guanajuato emitió un comunicado mediante el cual lamentó que el Gobierno Federal deje fuera a León de los planes de abastecimiento hídrico a través de la presa El Zapotillo y anunció que solicitará una audiencia con el Ejecutivo y autoridades de la Conagua.

“El Gobierno del Estado reitera su petición de audiencia con el Gobierno Federal para conocer las condiciones técnicas que se tomaron en cuenta para suspender el trasvase de agua a la ciudad a la ciudad de León”, apuntó el Gobierno de Guanajuato en el comunicado.

Se prevé que el próximo fin de semana se conozca si las comunidades jaliscienses aceptan el nuevo plan para El Zapotillo.

Pie de foto: La presa El Zapotillo busca aprovechar los escurrimientos del río Verde.
Pie de foto: La presa El Zapotillo busca aprovechar los escurrimientos del río Verde.

 

Comentarios