Regresa el envase y recupera dinero, propone WRI México

Más allá de prohibiciones al uso de bolsas de plástico y popotes, México debe aplicar otros mecanismos de política pública para minimizar la contaminación de residuos plásticos, por ejemplo, podría impulsar a nivel nacional aquella práctica en la que usted deja un importe al señor de la tienda y, una vez que consume el producto, regresa el envase y recupera su dinero.

Esta medida es una de las opciones que propone el Instituto de Recursos Mundiales (WRI por sus siglas en inglés) en las Notas Factuales denominadas “Mecanismos de Política para disminuir los residuos plásticos de un solo uso”, las cuales presentó para alentar al país a transitar hacia una gestión más efectiva de los residuos plásticos.

Se estima que a nivel nacional se producen más de siete millones de toneladas de plástico al año de los cuales el 48 por ciento es destinado a envases y embalajes que no necesariamente terminarán siendo reciclados.

En las Notas Factuales del WRI México se destaca que los sistemas depósito-rembolso son diseñados como instrumentos que combinan un impuesto (depósito) al comprar un producto (plástico) con un subsidio de reciclaje (reembolso).

Los sistemas depósito-rembolso permiten reunir fondos para recuperar los costos de la gestión de residuos, pueden crear un mercado de residuos plásticos, tienen el potencial para reducir la contaminación plástica y mejorar las tasas de recolección y reciclaje.

“Hoy con el sistema de reciclado de plásticos que tenemos se recupera un 50 por ciento pero si ese valor fuera mayor, el propio consumidor los guardaría y los llevaría al supermercado. Yo llevaría el residuo del jabón y si me van a regresar 35 pesos por mis 7 o 8 productos, entonces me volvería a encargar de guardarlos y de regresarlos.

Eso lo vivimos durante años. Yo toda la vida dejaba el importe del refresco y éramos los principales en regresar el depósito para recuperar el dinero entonces, a mí este sistema sí me gusta”, manifestó la senadora Xóchitl Gálvez, integrante de la Comisión de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Cambio Climático del Senado de la República durante la presentación de las Notas Factuales de WRI México.

En el documento sobresale el caso de Alemania que en 2003 estableció por ley un sistema depósito-rembolso para envases de un solo uso para bebidas fabricados con vidrio, plásticos, metales o materiales compuestos.

Otro caso es el de los Países Bajos que en 2005 introdujeron un sistema de depósito-rembolso con compensación para botellas de PET. No obstante, aunque el sistema está establecido en todo el país, solo dos cadenas de supermercados participan en él.

““El depósito-rembolso es uno de los instrumentos que el mundo probó reiteradamente y fue exitoso. Desafortunadamente las lógicas de consumo y de mercado hicieron que se abandonara mucho de la lógica del depósito-rembolso. Desde mi perspectiva, es una gran oportunidad que tendríamos que reconsiderar, que tendríamos que impulsar. Me parece que varios de los productos desechables que todavía no viven una prohibición en muchos de nuestros lugares”, propuso Marina Robles, Secretaria de Medio Ambiente de la Ciudad de México.

A pesar de que existen 38 iniciativas de ley en la Cámara de Senadores y Diputados para regular el manejo de los residuos plásticos, hasta ahora México carece una legislación federal en la materia.

“Es importante que haya una ley general que se aplique a todo el territorio nacional; que se tomen en cuenta las conclusiones de los 8 foros realizados en el Senado; nos parece que, de las diferentes iniciativas en el Senado, las de Ramírez Marín y Monreal Ávila recogen muchas de esas conclusiones y estamos a la expectativa de que dicha propuesta sea tomada en cuenta en el dictamen del Senado de la República”, señaló José Ramón Ardavín, director ejecutivo de la Comisión de Estudios del Sector Privado para el Desarrollo.

Marisa Ortiz, Secretaria de Medio Ambiente y Ordenamiento Territorial de Guanajuato, enfatizó la importancia de que se legisle impulsando una recolección diferenciada bajo un modelo de economía circular el cual permitiría privilegiar el reingreso a la cadena productiva y la reducción de los residuos plásticos.

“En el sistema depósito rembolso hay dos aspectos fundamentales: el reingreso de los envases a los procesos productivos y para eso se tiene que destinar una parte del precio a la recolección y en el caso de la responsabilidad extendida y la economía circular, tenemos que pasar a la gestión de los residuos pensando en una verdadera evolución de toda la cadena de valor”, expresó Marisa.

Solo en Guanajuato se generan diariamente 3 mil 641 toneladas de residuos sólidos urbanos y 30 mil 614 toneladas de manejo especial.

“Si sumamos los residuos sólidos urbanos y los residuos de manejo especial, prácticamente sólo el 2 por ciento son plásticos de un solo uso. Es un porcentaje pequeño pero también tenemos que atenderlo”, agregó la titular de Medio Ambiente del Estado.

Adriana Lobo, directora ejecutiva de WRI México, explicó que las Notas Factuales servirán para el diseño de políticas públicas con pruebas precisas y contribuirá a un debate mejor informado, y a una toma de decisiones más efectiva y equilibrada para minimizar el impacto ambiental de los residuos plásticos.

Comentarios