Talan manglar en Jardín Botánico de la Unacar

La tala ilegal  amenaza ahora a los manglares de la Laguna de Términos en Campeche que constituyen una efectiva barrera natural contra el impacto de huracanes, tormentas tropicales e inundaciones y son una medida de adaptación al cambio climático. A pesar de las denuncias, ni la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) ni la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) han intervenido para frenar el desmonte del mangle en esta región. 

 

Ciudad del Carmen, Campeche. El bosque de manglares que se extiende a lo largo de 20 hectáreas en los márgenes del Área Natural Protegida (ANP) de Flora y Fauna Laguna de Términos dentro del Jardín Botánico Regional de la Universidad Autónoma del Carmen (Unacar), es sometido a una intensa tala que se lleva a cabo con machete o motosierra y sin que ninguna autoridad intervenga hasta ahora para frenar la deforestación de este ecosistema, denunció Joanna Acosta Velázquez, profesora investigadora de la Facultad de Ciencias Naturales de la Unacar.

La vegetación de manglar que alberga el Jardín Botánico Regional de la Unacar comprende cuatro especies de mangle y constituye la barrera natural de protección para la población contra huracanes e inundaciones.

De acuerdo con Joanna, el bosque de mangle originalmente abarcaba 36 hectáreas, pero de 2016 a la fecha se redujo a solo 20 hectáreas debido a la intensa deforestación que predomina en el sitio para extraer la madera del manglar.

La profesora investigadora de la Unacar conoce bien el sitio porque, además de dedicar su vida al estudio del manglar, ella y sus alumnos realizan prácticas académicas dentro del Jardín Botánico que alberga el ANP Laguna de Términos.

“En el último mes empezamos a hacer un diagnóstico de los manglares allí en la zona y nos empezamos a topar con mucha gente que entra a hacer extracción de madera. Primero fue con madera, pero los últimos tres días hemos estado escuchando motosierras y ya cuando nosotros pasamos por las parcelas, ya se nota que están avanzando mucho en la extracción de la madera. Sí me preocupé ayer que pasé por una parcela que en la mañana midieron nuestros estudiantes y en la tarde que volví a pasar ya estaba toda talada y estábamos escuchando las motosierras. Por protocolo de seguridad, tampoco podemos ir nosotros a decirle a la gente que no talen, pero me propuse como encomienda dar aviso a la Profepa”, informó Joanna en entrevista con Evlyn.Online

Pie de foto: Troncos de manglar talados en la Reserva. Crédito: Especial
Pie de foto: Troncos de manglar talados en la Reserva. Crédito: Especial

 

La Laguna de Términos está reconocida desde 2004 como un sitio Ramsar debido a que se constituye de un extenso humedal de importancia internacional y forma parte de la mayor cuenca hidrológica al suroeste de la península de Yucatán. En sus aguas se pesca mojarra, robalo, camarón, ostión, cazón, por citar algunas especies.

“Esa Reserva la utilizan los estudiantes para hacer prácticas de ecología marina, de restauración de ecosistemas, hay algunos parches de mangle muerto y allí se les enseña lo que hay que medir para hacer restauración. Eso es en el manglar. Y el Jardín Botánico es como de una hectárea con especies nativas en la región, de diferentes especies de selva, está muy bien cuidado pero el problema es que no hay vigilancia en la Reserva. Lo tendría que estar haciendo la Conanp pero la Conanp no tiene gente y la Profepa creo que ni siquiera tiene gente aquí”, comparte.

El bosque de manglares de la Laguna de Términos es una barrera natural que quedó en medio de la mancha urbana por ello, su función contra el impacto de huracanes e inundaciones es estratégica. Además, contribuye a la recarga de los acuíferos, mejora la calidad del agua al servir como filtro biológico, reduce la erosión costera y contribuye a la captación de carbono.

“Aquí encontramos las cuatro especies de mangle que encontramos para México y tenemos una estructura forestal de bosque, tenemos mangles bastante altos, de entre unos 15 y 20 metros. Es un mangle importante porque es un relicto, originalmente estaban a la orilla de la Ciudad del Carmen pero la Ciudad del Carmen se expandió sobre puros manglares y este manchón es el de mayo extensión que queda dentro de la Ciudad. Es muy importante cuidarlo porque es nuestra barrera principal para evitar inundaciones de Ciudad del Carmen”, explicó la experta en manglares.

Pie de foto: La tala de manglares prolifera en la Reserva. Crédito: Especial
Pie de foto: La tala de manglares prolifera en la Reserva. Crédito: Especial

 

Dentro del Jardín Botánico se localiza el Centro de Investigación de Ciencias Ambientales de la Facultad de Ciencias Naturales de la Unacar y tanto profesores como estudiantes han atestiguada la degradación del bosque de manglar derivado de invasiones habitacionales.

Incluso recientemente algunos estudiantes enfrentaron a personas que sorprendieron talando el manglar, pero, tras advertirles que esa tala está prohibida por tratarse de un ANP, los taladores argumentaron que lo hacían por necesidad, para uso de combustible y su consumo personal de alimentos.

No obstante, se sabe que la madera de mangles se está comercializando en Ciudad del Carmen como materia prima para la construcción por ello, la tala ilegal se agudizó en los últimos días.

Además, esta madera también es comercializada para transformarla en carbón.

Si bien no se tienen identificados a los taladores del manglar, se sabe que se trata principalmente de vecinos de la Colonia 23 de Julio, ubicada junto a la Reserva.

“Se está metiendo la gente, no sabemos quiénes son. Nuestra hipótesis es que es son los mismos vecinos de la zona y según ellos lo hacen para consumo personal pero ya estamos viendo que no es así, que es mucho lo que están talando. Nosotros pensamos que el problema ya es más grave y posiblemente lo que quieran es drenar el terreno porque las 16 hectáreas que ya se perdieron, la misma gente te cuenta que el Municipio drenó los terrenos y se los vendió en 5 mil pesos, esto no me consta, pero eso es lo que muchas personas me han comentado, que en 2014 el Presidente les vendió los terrenos”, agrega Joanna.

Pie de foto: En la Reserva hay maquinaria pesada trabajando. Crédito: Especial
Pie de foto: En la Reserva hay maquinaria pesada trabajando. Crédito: Especial

 

La académica que cuenta con una trayectoria de más de 20 años dedicada al estudio de manglares, recalca la urgente necesidad de que las autoridades ambientales intervengan para frenar la tala ilegal de este manglar. Ella misma ingresó una denuncia a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) pero hasta el momento, no tiene respuesta. Tampoco ha intervenido la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp).

Mientras la intervención de las autoridades ambientales se retrasa, en la zona es común ver maquinaria pesada al interior del ANP Laguna de Términos.

“Si nos quedamos sin hacer nada, lo primero que va a pasar es que se van a drenar los terrenos y a talar más mangles y se van a degradar estos manglares y tendremos emisiones de Gases de Efecto Invernadero. Luego, el impacto de las inundaciones va ser mayor porque ya no vamos a tener esa esa cortina de manglar que nos protege a un porcentaje alto de la población. Además, la gente se está beneficiando del manglar, están extrayendo la madera y la gente puede tener un ingreso de esa madera, pero debe de estar regulada”, advierte.

A nivel local, señala que las autoridades de Ciudad del Carmen están priorizando la conservación de la cortina de manglares localizados a lo largo de La Caleta, sin embargo, la superficie y los servicios ambientales de las 20 hectáreas de manglar que alberga la Reserva del Jardín Botánico son relevantes para salvaguardar la seguridad de la población.

“Los políticos de aquí le están dando prioridad a los manglares de la Caleta. La Caleta es el río que recorre toda la ciudad, es un estero en realidad, y esa Caleta tiene una cortina de mangles y todos los esfuerzos de conservación se están yendo a la Caleta que sí está muy larga, pero es muy poquito manglar. En la Reserva del Jardín Botánico son 20 hectáreas que todavía quedan. De por sí las inundaciones en esa zona son fuertes, pues sin ese manchón de manglar nos pegaría a toda la ciudad. A pesar de que es un relicto urbano que está dentro de la isla de la ciudad, todavía tenemos varias especies de fauna, por ejemplo, hay halcones, cocodrilos, es un oasis dentro de la ciudad, pero hace falta un sistema de vigilancia comunitaria para que la misma gente lo cuide y no lo mal use”, explica.

Joanna lanzó un llamado a todos los actores clave y a las autoridades ambientales para organizarse y buscar alternativas para detener la tala del manglar.

“El llamado es que nos podamos organizar entre las autoridades locales aquí en Ciudad del Carmen para tener un buen manejo de esos manglares y también resolver los problemas que tienen los vecinos de la 23 de junio. Estamos en un Área de Protección de Flora y Fauna y la Conanp no está atendiendo lo que está pasando con estos manglares”, añade Joanna.

Los manglares de la Laguna de Términos son reservorios importantes de carbono azul, por lo que se consideran soluciones naturales al cambio climático.

Pie de foto: Troncos de manglar talados. Crédito: Especial
Pie de foto: Troncos de manglar talados. Crédito: Especial

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios