Ven en México oportunidad para una descarbonización marítima

Londres, Reino Unido. Por su ubicación geográfica que le facilita el acceso a rutas marítimas muy transitadas, su potencial en energías renovables y sus sólidas relaciones comerciales, México podría ser líder en la producción de combustibles marítimos con cero emisiones de carbono derivados del hidrógeno o del amoniaco.

Santiago Suárez de la Fuente, Profesor Investigador en Energía y Transporte para el Instituto de Energía de University College London, explicó en entrevista con Evlyn.Online vía zoom, que el país puede convertirse en un actor central para el abastecimiento de la demanda mundial de combustible verde y atraer una inversión que podría alcanzar entre 7 y 9 mil millones de dólares a 2030.

En un estudio realizado por el Environmental Defense Fund en asociación con P4G y Getting to Zero Coalition y en el que participó Santiago, se identificó que los puertos de Manzanillo, Cozumel y Coatzacoalcos podrían convertirse en detonadores de una cadena de suministro de combustible marítimo con cero emisiones de carbono.

“El Puerto de Manzanillo es la clave que va a detonar todo porque es el que recibe el tráfico marítimo más grande y tiene capacidad para cargar combustible. Yo vería a Manzanillo como una parte clave para detonar este mercado”, señaló.

Se propone que la cadena de suministro esté basada en la generación de hidrógeno y amoniaco como combustibles verdes que puedan abastecer a los grandes buques comerciales, los portacontenedores y los barcos graneleros.

Mientras que los buques pequeños podrían abastecerse a través de una cadena de suministro eléctrico.

Foto: Cortesía EDF de México
                                                                                         Foto: Cortesía EDF de México

 

La actividad satelital de la plataforma Shipmap reportó en 2018 el desplazamiento en aguas mexicanas de mil 824 barcos medianos y grandes con un peso mayor a 500 toneladas.

Pero en el tráfico marítimo de México también sobresale una flota muy grande de barcos pequeños dedicados a la pesca. En 2018 se reportaron 77 mil 500 embarcaciones menores en el Anuario Estadístico de Acuacultura y Pesca.

“Una segunda oportunidad de inversión para México la vería en toda la Península de Baja California, hay extensión territorial y tienes mucha energía solar. Tienes tráfico internacional pero también es la parte donde están todos los barcos pesqueros en el Mar de Cortés”, señaló.

Actualmente, un intenso tráfico marítimo bordea el litoral mexicano: https://www.shipmap.org/

Todos los días, cientos de barcos van y vienen por el océano Pacífico y el Golfo de México utilizando para su desplazamiento combustibles fósiles que, en su combustión, además de dióxido de carbono, emiten altos niveles de azufre, óxidos de nitrógeno y material particulado, contaminantes nocivos para la salud humana y aceleradores del cambio climático.

De acuerdo con un cálculo elaborado con datos del INEGI y Cepal, Santiago estimó que se requieren entre 5.5 y 7.5 millones de barriles de petróleo para movilizar los barcos que navegan en aguas mexicanas.

En su desplazamiento sobre las aguas oceánicas, los barcos contaminan y también generan impactos negativos en los ecosistemas marinos como daños a la flora y fauna y contaminación acústica.

Una manera de reducir los impactos ambientales que ocasiona la flota marítima, propuso Santiago, es a partir de la instalación de una central de abasto de combustible cero emisiones en el Caribe mexicano.

“El Caribe también es otra área de oportunidad desde la perspectiva medioambiental porque en esa zona tenemos coral, tenemos peces, la calidad del agua es muy importante y afecta estar navegando con barcos con combustóleo o diésel. Si podemos desarrollar un modelo de negocio en México, este se puede extender a todas las islas del Caribe y creo que Costa Rica sería un gran aliado”, agregó.

De acuerdo con el experto, la creciente demanda de soluciones de transporte marítimo de cero emisiones ofrece oportunidades para que las naciones navieras como México asuman un papel de liderazgo para catalizar el cambio a combustibles verdes.

Para desarrollar este mercado, estimó que el país requiere una inversión de 4 mil 900 millones de dólares a 2050 sin considerar lo invertido en energías renovables.

Si se apuesta a tomar un rol más central, supliendo el uno por ciento de la energía marítima, calculó que la inversión crecería a 14 mil millones de dólares y si quisiera tomar el cinco por ciento requerido para decarbonizar la industria marítima, entonces se requeriría una inversión de 70 mil millones de dólares hasta el 2050.

Además, consideró que es fundamental que el país firme y se adhiera al Marco VI de la Organización Marítima Internacional que establece la regulación ambiental en el espectro marítimo de las aguas internacionales.

Si México se adelanta a desarrollar este mercado, anticipó que puede marcar la tendencia en la adopción de combustibles eléctricos y posicionarse como un importante centro en las rutas marítimas mundiales de carbono cero.

“El riesgo más grande es que México no despierte. Tenemos las capacidades, falta la inversión. Tu celular, tu ropa, todo viene por barco y nuestras preferencias económicas tienen mucho que ver entonces, la política pública tiene que hacer una concientización de esta industria que es muy redituable”, enfatizó Santiago.

Foto: Cortesía EDF de México
Foto: Cortesía EDF de México

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios