Amenaza tramo 5 del Tren Maya a sistema de ríos subterráneos

Quintana Roo es el estado de México con mayor cantidad de cuevas y cuenta con el sistema de cuevas inundadas más grande del mundo, el sistema Dos Ojos-Sac Actun que además es la segunda cueva más grande del mundo con más de 376 km de galerías conocidas hasta ahora. Además de este importante sistema, Quintana Roo cuenta con una serie de grandes sistemas que corren de Oeste a Este a partir de la falla de Holbox.

 

Ciudad de México. La nueva ruta del tramo 5 del Tren Maya, que va de Cancún a Tulum, amenaza la permanencia de lo que expertos han definido como “un alucinante mundo subterráneo” compuesto por ríos subterráneos que se conectan entre sí con cuevas laberínticas inundadas, semi inundadas y secas mezcladas con vestigios prehispánicos, selva y el mar Caribe.

En el marco del Día Mundial del Agua, que se conmemora cada 22 de marzo, académicos, pueblos originarios, expertos y organizaciones de la Sociedad Civil, lanzaron la “Campaña de Concientización Ciudadana para Salvar la Selva y el Agua” con el propósito de exigir que el Gobierno Federal modifique las obras del tramo 5 del Tren Maya.

Hace poco más de un mes, el Gobierno Federal modificó la ruta que se había propuesto para el tramo 5 del Tren Maya que contemplaba pasar por la carretera federal 307, un área ya impactada. El nuevo trazo prevé entrar a la selva provocando su fragmentación y deforestación e impactando directamente a los ríos subterráneos.

De acuerdo con un informe elaborado por expertos sobre las afectaciones que ocasionará el Tren Maya, el cual fue presentado en el lanzamiento de la Campaña, Quintana Roo es el estado con mayor cantidad de cuevas y cuenta con el sistema de cuevas inundadas más grande del mundo: el sistema Dos Ojos-Sac Actun.

Este sistema se considera también la segunda cueva más grande a nivel mundial con más de 376 kilómetros de galerías conocidas hasta ahora.

Además, se destaca que Quintana Roo cuenta con una serie de grandes sistemas de ríos que corren de oeste a este a partir de la falla de Holbox.

“El Caribe mexicano comienza en las cuevas y en sus cuencas de captación. El agua de lluvia que se colecta desde la costa hasta la falla de Holbox, drena hacia el Caribe a través de las redes de conductos subterráneos más complejas que se conocen a nivel mundial. Estos ríos subterráneos son delicados ecosistemas que contienen especies adaptadas a la vida en la oscuridad total, la gran mayoría endémicas y algunas de ellas gravemente amenazadas”, apunta el informe.

Pie de foto: El tramo 5 del Tren Maya amenaza los cenotes. Crédito: selvamedeltren
Pie de foto: El tramo 5 del Tren Maya amenaza los cenotes. Crédito: selvamedeltren

 

Además, los ríos subterráneos dan cauce al agua permitiendo la vida en el exterior.

“Esta agua que aparece en resurgencias en la zona de la costa tiene las características específicas para que el Sistema Arrecifal Mesoamericano (SAM) -la segunda barrera más grande del mundo después de la australiana- pueda subsistir. Todo lo que le suceda a los sistemas subterráneos de Quintana Roo, impactará de manera directa al mar Caribe”, advierte el documento.

Si se afecta a los ríos subterráneos, se anticipa una caída de la economía local porque uno de los principales atractivos turísticos es precisamente el sistema de cenotes y cavernas debido a que esta región es considerada la meca del espeleobuceo.

“Muchos de los principales espeleólogos del mundo han recorrido y explorado este alucinante mundo subterráneo con su mezcla de vestigios prehispánicos, selva, mar Caribe y cuevas laberínticas secas, semi inundadas e inundadas, haciendo de esta región un paradisiaco destino de calidad mundial. La naturaleza de Quintana Roo es el atractivo principal de la región, no es conveniente por ningún motivo afectarla. Afectar las cuevas, las selvas, los arrecifes tendrá afectaciones ecosistémicas, estructurales, a la salud, a la biodiversidad, a la economía y mucho más”, enfatiza el informe.

Pie de foto: Ríos subterráneos dan cauce al agua permitiendo la vida en el exterior: Crédito: selvamedeltren
Pie de foto: Ríos subterráneos dan cauce al agua permitiendo la vida en el exterior: Crédito: selvamedeltren

 

Los trabajos del tramo 5 del Tren Maya ya comenzaron con la deforestación de la selva en lugares como Playa del Carmen, Río Secreto, Akumal y Tulum, sin estudios de impacto ambiental, de suelo y sin una estrategia de recuperación de fauna.

Cabe resaltar que la Selva Maya es una de las últimas regiones saludables de México, con 114 especies de mamíferos terrestres (entre ellas el jaguar), de las cuales más del 46 por ciento depende directamente de las cuevas y cenotes para su refugio y abastecimiento. De estas 114 especies, cerca de 54 son murciélagos.

El informe concluye que el proyecto del Tren Maya tendrá al menos tres momentos de impacto en la región.

Primero, antes de la llegada del tren ya que se ha generado especulación, elevando el precio de los terrenos derivando en un frenesí de compra-venta donde mucha de la selva existente ha desaparecido ya en papel siendo lotificada y fragmentada.

El segundo momento de impacto es durante la construcción ya que se deben hacer brechas para llegar al sitio de trabajo fragmentando la selva, además se tendrán que hacer minas de extracción de material pétreo cada cierta distancia, deforestando aún más la selva. Las vibraciones y el paso de la maquinaria afectarán al subsuelo y ocasionarán colapsos.

Un tercer impacto, que se define como el más catastrófico, vendrá con la creación de nuevos centros urbanos, aumentando así la densidad poblacional en un ecosistema que ya sobrepasó su capacidad hace tiempo.

Pie de foto: Entre la selva también hay vestigios culturales. Crédito: selvamedeltren
Pie de foto: Entre la selva también hay vestigios culturales. Crédito: selvamedeltren

 

“El mundo entero nos está observando diciendo: ¿qué están haciendo México?, van a destruir no solo sus selvas, su agua, sus ríos subterráneos, sino su atractivo turístico que está en los cenotes y en las playas. ¿Qué les pasa?, esto es algo único que tenemos”, apuntó Otto Von Bertrab, fundador de Centinelas del Agua.

Raúl Padilla, miembro de Jaguar Wildelife, explicó durante el lanzamiento de la Campaña que la zona donde se construye el tramo 5 del Tren Maya, es muy importante en biodiversidad y está conformada por mosaicos de ecosistemas que a lo largo del tiempo han conformado corredores biológicos con especies que se encuentran protegidas por la Norma Oficial Mexicana (NOM-059-SEMARNAT-2010) y por las Listas Rojas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

“Son especies protegidas por leyes internacionales que están viendo hoy deforestación y esta selva está siendo defaunada con una falta de respeto hacia el medio ambiente que no podemos permitir. Esto es un ecocidio, la fragmentación de los hábitats causa una barrera no solamente como lo causa la deforestación, sino que el tren ya tiene planes de formar muros alrededor de este riel que van a ser completamente una trampa mortal para que nos animales no puedan pasar de un lugar a otro y no logren el intercambio genético”, indicó.

Pie de foto: La fauna podría resentir la fragmentación de la selva. Crédito: Selvamedeltren
Pie de foto: La fauna podría resentir la fragmentación de la selva. Crédito: Selvamedeltren

 

Ana y Adriana, dos jóvenes hermanas de origen maya que habitan en la zona donde se construye el tramo 5 del Tren Maya, señalaron que la consulta pública para la construcción del Tren Maya no se apegó al criterio de libre, previa e informada.

“No fuimos consultadas como tal para que este proyecto llegara a nuestras tierras, a nuestros territorios y hacia nosotras mismas. Estos requisitos no se cumplieron tal como lo estipula el Convenio 169 de la OIT. Están devastando la selva, nos están devastando y no nos están preguntando, simplemente llegan a despojarnos y nos recuerda la historia de siempre”, expresó Adriana.

A la “Campaña de Concientización Ciudadana para Salvar la Selva y el Agua” también se sumaron artistas como Eugenio Derbez, Barbara Mori, Luis Gerardo Méndez, Natalia Lafourcade, Ofelia Medina, Rebeca Jones, Rubén Albarrán, Kate del Castillo, Fabiola Campomanes y Saúl Hernández, entre otros.

Pie de foto: La fauna juega un papel fundamental en la selva. Crédito:Selvamedeltren
Pie de foto: La fauna juega un papel fundamental en la selva. Crédito:Selvamedeltren

 

REPROCHA AMLO QUE ARTISTAS SE SUMEN A CAMPAÑA CONTRA TRAMO 5 DEL TREN MAYA

Un día después de que fue lanzada la “Campaña de Concientización Ciudadana para Salvar la Selva y el Agua”, el Presidente Andrés Manuel López Obrador reprochó que pseudoambientalistas y artistas se  sumen a una campaña para hablar mal de Tren Maya.

En su conferencia mañanera, López Obrador ligó la Campaña con sus adversarios políticos y acusó que los artistas fueron contratados para hablar mal del Tren Maya. Además cuestionó por qué no se pronunciaron por la explotación minera o el Lago de Texcoco en Gobiernos anteriores.

“Convencen o contratan artistas, pseudoambientalistas supuestamente preocupados por la defensa del medio ambiente y empiezan una campaña en contra del Tren Maya. ¿Cuándo estos artistas, pseudoambientalistas, se pronunciaron por la destrucción que se iba a llevar a cabo en el Lago de Texcoco?,..¿cuándo dijeron algo durante el periodo neoliberal que los Gobiernos entregaron el 60 por ciento del territorio nacional para la explotación minera?”, cuestionó el Presidente.

El mandatario aseguró que su Gobierno está sembrando árboles en toda la ruta del Tren Maya a lo largo de 200 mil hectáreas.

“La brecha que se está abriendo para un tramo de cincuenta kilómetros es el equivalente a 100 hectáreas, estamos sembrando 200 mil (hectáreas) y se están creando en el sureste tres parques, reservas naturales ahí en Tulum, Un parque de más de mil hectáreas, el parque del jaguar se va ampliar la reserva natural de Calakmul y en la zona arqueológica de Uxmal 2 mil 200 hectáreas de reserva. Ayer mismo se declaró zona de reserva natural el Lago de Texcoco”, agregó.

BIODIVERSIDAD DE LA SELVA

Fuente: Informe del tramo 5 del Tren Maya

La selva en Quintana Roo cuenta con mil 492 especies de plantas vasculares

810 especies de hongos

483 especies de aves

106 especies de reptiles

22 especies de anfibios

89 especies de peces dulceacuícolas

Y una gran cantidad de fauna endémica de ambientes subterráneos, con algunas especies en peligro de extinción, protegidas por las normas nacionales e internacionales, como la anguila ciega.

 

 

 

 

 

Comentarios