Denuncian tala de pinos y mala calidad de planta de Sembrando Vida en Durango

Durango, Durango. La implementación del programa federal Sembrando Vida en esta entidad, encendió una alerta entre representantes del sector forestal tras detectar que los beneficiarios incurrieron en talas intencionales de pinos y, además, recibieron planta de mala calidad proveniente de viveros militares.

Raúl Barraza Amstrong, presidente de la Confederación de Productores Forestales de Durango, denunció que dueños de predios del ejido de Pueblo Nuevo y una parte del ejido de San Dimas talaron intencionalmente pinos para cumplir con el requisito de tener 2.5 hectáreas disponibles y aplicar como beneficiarios de Sembrando Vida.

Cabe destacar que Pueblo Nuevo es el segundo ejido más grande a nivel nacional y, por lo tanto, contribuye con una parte significativa de la producción maderable que se comercializa en el País.

“Detectamos que hicieron un desmonte ilegal en dos hectáreas y media. Quitaron pinos y luego se pusieron a plantar otra vez pinos ¡imagínese el daño que le están haciendo al ecosistema!, nos han afectado muchísimo los desmontes que han hecho para poder sembrar esas 2.5 hectáreas y cumplir con lo que les exigen los lineamientos”, indicó en entrevista con Evlyn.Online

La Confederación de Productores Forestales de Durango agrupa a 14 asociaciones regionales y de acuerdo con su presidente, entre ellas hay consenso de que el programa Sembrando Vida fue mal diseñado, mal ejecutado y mal inspeccionado en esta Entidad.

Frente a las deficiencias que detectaron en la aplicación de Sembrando Vida, la Confederación ahora impulsa una propuesta para que se cambien las reglas de operación en Durango y se elimine la exigencia de contar con 2.5 hectáreas disponibles para ser beneficiario.

Además, la Confederación propone que el subsidio del Programa sea entregado en función a áreas que son reforestadas y así evitar los cultivos de árboles frutales en terrenos forestales.

“Yo tengo como medio año pidiéndole una cita al responsable de Sembrando Vida aquí en Durango, se ha difundido mucho el mal diseño del programa y la mala ejecución, pero no hemos encontrado eco. Ahora queremos una reunión con titular de Semarnat para que se cambie el esquema y mejor se le den los 5 mil pesos a las personas que reforesten áreas degradadas por incendios, por plagas o por sequías”, agregó Barraza Amstrong.

Pie de foto: Planta que recibieron los beneficiarios de Sembrando Vida.
Pie de foto: Planta que recibieron los beneficiarios de Sembrando Vida.

 

El Presidente de la Confederación recalcó que Sembrando Vida puede ser instrumentado en Durango como un programa que lejos de incentivar la deforestación, impulse una reforestación masiva de las zonas degradadas y a su vez, preserve los servicios ambientales de los bosques.

“Definitivamente se tiene que quitar la exigencia de las 2.5 hectáreas y decirles te voy a dar 5 mil pesos mensuales, pero aquí, en esta parte, tenemos tantas hectáreas degradadas basados en información de cada uno de los técnicos forestales. Entonces, aquí métanse 10, 20 o 30 gentes y pónganse a reforestar y se les va estar haciendo su pago mensual”, propuso.

Por su parte, Jorge Raúl Fernández de Castro Contreras, director de la Unión de Permisionarios de la Unidad de Conservación y Desarrollo Forestal No.4 “La Victoria-Miravalles”, mejor conocida como “U4”, denunció que la planta que está llegando al ejido San Dimas a través del programa Sembrando Vida es de mala calidad y, en consecuencia, está en riesgo su sobrevivencia.

La planta que es entregada a los beneficiarios del programa federal, explicó que no está lignificada y tampoco cuenta con un cepellón.

“Gran parte del éxito de una plantación es la calidad de planta y la planta que se lleva al monte tiene que ir lignificada, con un buen cepellón y con puntos de crecimiento en la raíz. La lignificación es cuando la carnosidad del pino cambia de ser carnoso a ser leñoso. El cepellón es la compactación del sustrato que se utilizó para producir esta planta y la raíz, cuando tú tienes un cepellón malo pues se te va a desbaratar y la raíz, al estar en contacto con el aire, se te va a pudrir”, refirió en entrevista con Evlyn.Online

La probabilidad de sobrevivencia de planta, continuó, también está comprometida al ser destinada para reforestar alrededor de los barbechos.

“La planta viene de viveros militares de Santiago Papasquiaro y está destinada a colocarse a un lado de los barbechos o de las áreas asignadas a Sembrando Vida, pero el día de mañana estos árboles van a tener que quitarse porque tú estás reforestando alrededor de los barbechos cuando la gente lo que quiere es crecer los barbechos”, añadió.

Jorge Raúl Fernández de Castro también coincidió en que el programa Sembrando Vida requiere un ajuste en la implementación que tiene en Durango.

Pie de foto: Entrega de planta del programa Sembrando Vida en Durango.
Pie de foto: Entrega de planta del programa Sembrando Vida en Durango.

 

 

Comentarios