Cuautepec, Hidalgo. El humedal Laguna de Tecocomulco, que padece contaminación y una fuerte presión para transformarlo en zona de cultivos, será convertido en una fuente de agua potable para abastecer a la sociedad hidalguense.

A través de un programa de recuperación y conservación que lleva a cabo la Comisión Nacional del Agua (Conagua) en conjunto con la Secretaría del Bienestar, este humedal, localizado entre las comunidades de Tecocomulco y San Miguel Allende, será rehabilitado para lograr su recuperación.

“Con el rescate de la laguna se busca posicionarla como fuente de abastecimiento de agua potable, generar empleos mediante actividades ecoturísticas, mejorar las condiciones ambientales de la zona y conservar la flora y fauna locales”, informó la Conagua en un comunicado.

Pie de foto: Los humedales favorecen la recarga de mantos acuíferos. Crédito: Conagua
Pie de foto: Los humedales favorecen la recarga de mantos acuíferos. Crédito: Conagua

 

El humedal Laguna de Tecocomulco presenta una problemática de contaminación, además está invadido por una gran cantidad de lirio acuático y tule, una parte de su vaso de agua se está secando por lo que se intenta convertir en zona de cultivo para ser aprovechada por habitantes de las comunidades aledañas.

La problemática de contaminación afecta a decenas de pescadores cuyos ingresos dependen directamente de la Laguna.

Este ecosistema acuático forma parte de los 6 mil 332 humedales de México y entre su riqueza ecológica está la presencia de especies como patos, garzas, ajolotes, así como algunas aves migratorias que reposan en el humedal.

En el Día Mundial de los Humedales, que se conmemora cada 2 de febrero, la Conagua anunció la rehabilitación del humedal Laguna de Tecocomulco para lograr su recuperación y promover su gestión como cuenca hidrológica.

Pie de foto: Los humedales contribuyen a la regulación del clima. Crédito: Conagua
Pie de foto: Los humedales contribuyen a la regulación del clima. Crédito: Conagua

 

Los humedales son ecosistemas en los que la vegetación y suelos hidrófilos convergen, dando origen a sitios muy diversos como selvas inundables, manglares, tulares, popales, pastizales inundables, ciénegas y pantanos. Si mantienen sus funciones de manera íntegra, permiten recibir bienes y servicios ambientales como regulación del clima, fuente de alimento y materiales para diferentes usos y purificación del agua al retener contaminantes.

En México, actualmente se tienen 144 sitios designados como humedales de importancia internacional o Sitios Ramsar, con una superficie de 8 millones 21 mil 911 hectáreas, de acuerdo con el inventario de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio).

De acuerdo con el Sistema de Monitoreo de Humedales en México que administra la Conabio, cada año se incrementan las superficies de humedales con algún tipo de perturbación.

 

Comentarios